“Ninguno de los dos habíamos tenido gato antes. Pero por una serie de razones, sobre todo por sentirnos más acompañados y porque nos encantan las mascotas, decidimos adoptar uno.
Cuando fuimos a la protectora y nos dijeron que sólo tenían un gatito yo lo tomé como una señal, de que ese gatito tenía que ser el nuestro, que nos estaba esperando.
La sensación inicial fue preciosa, porque era muy cariñoso y enseguida nos buscó para hacerle mimos.
Eso fue lo que nos convenció para quedarnos con Groot, para ser el primero al que vimos y el “único” para lolosnosotros. No nos importaba que ya fuera adulto, porque creemos que hay que darle una oportun20160320_142005idad a todos los animales que hay abandonados, y sean cachorros o adultos, son lo más bonito con lo que puedes compartir tu vida. “

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *